jueves, 5 de enero de 2017

Volver aquí

Volver aquí, como se vuelve a u lugar de infancia, a un beso olvidado, a una esquina gastada.
Volver a emborronar lo que a nadie le importa, para sentir el pálido reflejo de lo que una es o podría ser, de lo que quiere gritar cada día como si fuera la única verdad a los cuatro vientos, pero se queda como siempre en la superficie , para , como dice Battiato, "no ofender inútilmente",
Y sin embargo qué ganas, qué ansia de ofensa,  de desnudos en un mundo encorsetado, qué necesidad tan grande tenemos ahora de verdades cuando nos ahogan a mentiras, nos atan en corto con estadísticas inventadas, nos llevan con el palito de las ocas de granja dispuestas al sacrificio.
Ahora más que nunca necesitamos verdad, verdad a palo seco, a puñados o a espuertas, según cada uno la pueda recibir, verdad como un hilo dorado que no todos merecen , porque muchas veces la ceguera es más cómoda que un sofá de tres plazas.
Ahora más que nunca necesito verdad como una lluvia fina que bañe mi espíritu que es como un pájaro enjaulado y perfumado de Bulgari, pasmado ante su propia iniquidad.

Feliz, feliz año nuevo para todos.

3 comentarios:

Genín dijo...

Sigue viniendo por aquí de vez en cuando y de esa manera nos podrás dejar tus verdades que a mi tanto me interesa leer y que estoy seguro de no ser el único...
¡Feliz año corazón!
Besos y salud

Francisco Espada dijo...

Cambiemos el mundo, Reyes; cambiemos nosotros y que comience a cambiar el mundo imitándonos.

Besos.

Isabel dijo...

Pues sí, querida Reyes, pero si sabemos quien nos miente, a esos, ni puñetera cuenta.
Muchos besos, salud y felicidad.

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...